La icónica película Tiburón de 1975: Un trauma a nivel mundial

Tiburón es sin duda la película que más traumas ha ocasionado en la juventud desde los años 70 hasta los 90.

Tiburón

Más allá de las pesadillas: el verdadero poder de una película traumatizante

Cuando se le pregunta a alguien cuál es la película que más pesadillas produce, suelen responder con grandes títulos del género, como «El Exorcista», «La Profecía», «Pesadilla en Elm Street», entre otros. Pero una cosa son las pesadillas y otra muy diferente es un trauma. Muchos dirán que el cine no les ha afectado tanto, pero no es cierto… Eso es porque no se tiene en cuenta a la clásica Tiburón de 1975.

Steven Spielberg consiguió que la gente le tuviera temor al mar, si alguien grita «Tiburón» en la playa, la ola de pánico que se montaría no sería graciosa.

Peligros del mar: ¿por qué los tiburones siguen siendo los mayores temores?

Para muestra el ejemplo de un servidor, siendo de Gran Canaria, y con la suerte de criarme en playas y piscinas toda la vida, siempre le he tenido pánico a los tiburones. Y eso que a pesar de estar media vida en el mar jamás he visto uno, pero si lo viera, el impacto sería tal que seguramente mi reacción sería entrar en pánico.

En el mar existen cientos de peligros, pero nada importa, se puede con todo y lo único que da miedo son los tiburones.

Gracias Spielberg

En GC, nunca ha ocurrido un ataque (que yo sepa). Ha pasado de todo, una vez un delfín se acercó a la costa y se puso a jugar con una señora, ella entró en pánico y luchó por salir para la orilla, pero el delfín como si se tratara de un juguete la volvía a arrastrar hasta el fondo, y finalmente falleció ahogada por la impresión.

Medusas, mareas peligrosas, peces espada, morenas e incluso una bandada de atunes o bonitos pueden ser peligrosos, pero nunca ha pasado nada con los tiburones en estas aguas. Esto es el Atlántico y el mar es frío, los tiburones suelen ser de aguas tropicales y cálidas.

Sin embargo, gracias a Spielberg, sabemos que existe un monstruo que es real y que habita en el mar, siendo su territorio por naturaleza. Gracias a su película, la gente les tiene miedo y pánico.

Aún recuerdo cuando era niño y estaba jugando en la playa. De repente, venía a mi mente el flash de la película y era inevitable mirar debajo del agua. Aunque lo único que podía ver en la orilla eran pececillos, ya me daba paranoia y salía del agua.

Luego te haces mayor, vas madurando y aprendes a enfrentarte a toda clase de miedos y adversidades. Pero todavía hoy en día, no me baño donde no puedo ver el fondo. Si algún día me topara con un escualo, entraría en shock y no podría reaccionar como debería.

Internet está llena de valientes, y seguramente muchos users saltaran diciendo que no fue para tanto, pero todos sabemos que si. No existe otra película que haya ocasionado un trauma mundial de esa magnitud.

El legado de Tiburón de 1975: cómo la película sentó las bases para todo un género

Tiburón de 1975 es una obra maestra imperecedera, la primera y mejor película de Tiburones de la historia del cine. Y aunque Spielberg tiene producciones muy superiores, Tiburón es especial…

Creó escuela, todo el mundo ha querido volver a recrear ese “terror” de este film, y se ha llevado a la pantalla de todas las maneras posibles y con todos los animales peligrosos que existen. Y aunque haya alguna lograda, ninguna ha tocado ese techo de Tiburón.

Un gran Tiburón blanco da más miedo que cualquier otro animal salvaje y peligroso que exista. Ni leones, ni cocodrilos, ni gorilas, ni pirañas, ni anacondas, no hay nada que hacer…

Ni siquiera un oso hasta arriba de coca le puede hacer sombra como la que hay en la cartelera actual. El trauma que sembró Spielberg se ha consolidado con los años y no se puede luchar contra él. Meterse en este género en la actualidad en hacerle un homenaje y dar por hecho que siempre estarás un escalón por debajo.

Una producción sencilla pero realizada con un cariño y una dedicación que se ha perdido en la forma de hacer cine con el paso de los años. Efectos de cámaras sencillos pero muy efectivos, un tiburón animatrónico que para su época era toda una proeza técnica y que no han podido superar con los años ni con los CGI actuales ni con un Megalodón.

Esa banda sonora, tan simple pero que va escalando tonos hasta el punto que genera ganas en el espectador de huir.

Una película que no ha perdido su fuerza con el tiempo y que funciona tan bien ahora como en 1975. Un gran acierto fue haber utilizado una perspectiva realista de un pueblo costero turístico.

Es una película clásica y obligatoria para todo el mundo, que demuestra como un género que han arrastrado a la categoría de cine B y Z con los años, puede ser una obra maestra cuando se busca dar calidad al espectador y no solo un monstruo, gore, sangre o sustos baratos.

Tiburón tiene un arco sólido, y se toma a sí misma en serio. Tanto, que ocasionó un trauma y un miedo generalizado al mar que se mantiene hasta nuestros días.


➤ Participa aquí con nosotros en el grupo de Facebook o deja tu comentario a continuación.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Mantita y Peli
      Logo
      Shopping cart